¿La falta de hierro produce dolor de cabeza?

***

La falta de hierro y la anemia por déficit de hierro pueden provocar dolor de cabeza constante, ya que se produce una disminución de oxígeno en la sangre que llega al cerebro. Asimismo, la falta de hierro puede provocar mareos, sensación de vértigo y dificultad para respirar, entre otros síntomas.

***

Ampliar el resumen.

la falta de hierro produce dolor de cabeza resumen

La importancia del hierro y su relación con el dolor de cabeza.

El hierro es un mineral que ayuda a producir la hemoglobina de la sangre, una proteína que ayuda a transportar oxígeno a todos los órganos y tejidos del cuerpo.

Por lo tanto, cuando falta hierro, también puede faltar oxígeno en los órganos y tejidos, incluído el cerebro.

La falta grave de hierro produce anemia ferropénica, enfermedad que provoca síntomas como dolor de cabeza constante, mareos, sensación de vértigo y dificultad para respirar, entre otros.

importancia del hierro

¿Cómo saber si el dolor de cabeza es por anemia por falta de hierro?

El dolor de cabeza puede tener muchas causas, y si bien una de ellas es la falta de hierro, lo más importante es acudir al médico.

El médico mediante un examen puede diagnosticar la falta de hierro e indicar el tratamiento para revertir esta condición.

consultar médico la falta de hierro produce dolor de cabeza

Si tienes dolor de cabeza constante y también otros síntomas de anemia ferropénica, no dudes en acudir por ayuda médica:

  • Deseos de comer tierra, hielo o almidón.
  • Sensación de cansancio, debilidad y fatiga.
  • Disminución del apetito.
  • Tener las manos y pies fríos constantemente.
  • Mareos y sensación de vértigo.
  • Piel pálida o amarillenta.
  • Dolor en el pecho.
  • Latidos cardíacos irregulares.
  • Dificultad para respirar.
  • Inflamación y dolor en la lengua.

Que la alimentación no sea un dolor de cabeza: ¿por qué se produce la anemia?

anemia mala alimentación

En primer lugar, el hierro se adquiere por medio de la alimentación, ya que es un mineral que no se produce en el cuerpo.

Por lo tanto, una alimentación desbalanceada y poco saludable puede provocar la falta de hierro.

Pero no siempre es por la alimentación. Algunas enfermedades o condiciones no permiten la absorción de hierro.

Como resultado, se puede producir falta de hierro, incluso teniendo una dieta balanceada y saludable.

anemia embarazo

Por otro lado, hay períodos de la vida en se requiere mayor cantidad de hierro y la alimentación no alcanza a cubrir ese extra. Por ejemplo, esto ocurre en la infancia y el embarazo.

También, tener sangrado interno o períodos menstruales abundantes y frecuentes, pueden producir falta de hierro.

En resumen, si estos factores no son detectados a tiempo y la falta de hierro se hace grave, se puede producir anemia ferropénica.

Tratamiento para la falta de hierro y la anemia.

Cuando la falta de hierro es leve, generalmente, el tratamiento consiste en una dieta balanceada que aporte la cantidad necesaria de este mineral.

En la misma línea, la mezcla de alimentos con hierro de origen animal y vegetal es fundamental para potenciar la absorción de este mineral y, por lo tanto, obtener la cantidad saludable.

alimentación rica en hierro

Por otro lado, cuando el déficit es grave, el médico puede indicar un suplemento de hierro que ayude a revertir esta condición.

En ese sentido, un suplemento de hierro hémico (de origen animal), presenta mejor absorción y tolerancia en el tracto intestinal.

¿Conoces Globifer?

Globifer es un suplemento alimentario de hierro hémico formulado para suplementar la dieta con fines saludables.

Para adultos, Globifer Forte contiene 18 mg de hierro y Globifer Forte Plus contiene 18 mg de hierro, 0,4 mg de ácido fólico y 3 µg vitamina B12.

Además, para niños mayores de 8 años, Globifer Masticable contiene 9 mg de hierro en tabletas masticables sabor chocolate.

globifer suplemento de hierro

***

Suplemento alimentario. Su uso no es recomendable para consumo por menores de 8 años, embarazadas y nodrizas, salvo indicación profesional competente y no reemplaza a una alimentación balanceada.