Dolor de oído en verano: ¿por qué se produce y cómo prevenirlo?

***

El dolor de oído puede ser un síntoma de otitis externa aguda, también llamada oído de nadador, una infección que suele ocurrir en verano a causa de la exposición a aguas contaminadas y acumulación de agua o humedad en el oído.

***

Ampliar el resumen.

dolor de oído en verano resumen

La diversión de pasar el verano disfrutando en el mar, la piscina o un lago, puede verse abruptamente interrumpida por un dolor de oído.

¿Por qué ocurre y cómo prevenirlo? Aquí te contamos.

La otitis externa aguda puede producir dolor de oído.

Esta enfermedad es la infección del oído externo, es decir, de la parte que comprende la parte externa de la oreja hasta el tímpano.

Se produce, generalmente, por el crecimiento de bacterias en la zona externa del oído.

La otitis externa aguda puede producir diferentes síntomas, como por ejemplo:

  • Picazón en la zona.
  • Enrojecimiento.
  • Secreción de líquido.
  • Dolor en el oído.
  • Disminución temporal de la audición.
  • Sensación de oído tapado.
  • Fiebre.
  • Inflamación en la zona del cuello.

Exposición a aguas contaminadas o con productos químicos.

exposición aguas contaminadas

En general, la exposición al agua debilita el cerumen, secreción que es la barrera de protección natural frente a microorganismos dañinos, polvo y suciedad.

Por lo tanto, la exposición a aguas con microorganismos, como ríos, lagos y mar, puede infectar el oído y producir dolor por otitis externa aguda.

Asimismo, los productos químicos del agua de piscinas pueden irritar la piel del oído, lo que hace que sea más fácil que los microorganismos proliferen y produzcan una infección.

La acumulación de agua o humedad en el oído durante el verano puede provocar dolor.

acumulación agua y humedad

Si la exposición al agua debilita el cerumen, acumular agua o humedad en el oído puede hacer que los microorganismos dañinos proliferen más fácilmente.

Sin embargo, durante el verano no solo hay mayor exposición al agua de piscinas, ríos, lagos o mar, sino que la humedad también puede acumularse por el sudor, los ambientes con alta humedad o por las duchas largas.

Los daños en la piel del oído también pueden provocar otitis externa.

daños en la piel

Rascarse el oído o introducir elementos puntiagudos puede dañar la piel del conducto auditivo externo.

Si a esto le sumamos la exposición al agua y la humedad, se crean las condiciones perfectas para que proliferen microorganismos y se produzca dolor por otitis externa aguda.

¿Cómo prevenir la otitis externa aguda y disfrutar del verano sin dolor en el oído?

dolor de oído en verano cómo prevenir

En primer lugar, es fundamental secar los oídos luego de la exposición al agua, cualquiera que esta sea.

En segundo lugar, si queda agua atrapada en el oído, también es muy importante sacarla inmediatamente.

Asimismo, es fundamental no introducir objetos en el oído ni rascarlo con fuerza desmedida para evitar daños en la piel.

También, como el cerumen es tan importante en la protección, evita lavar o limpiar excesivamente tus oídos.

Te compartimos información para que cuides tus oídos en verano y prevenir el dolor que produce la otitis externa aguda:

Además, si buscas un método efectivo y seguro para prevenir la otitis externa aguda, puedes usar Otisec.

otisec

Olvídate del dolor de oído en verano: Otisec es un dispositivo médico en spray que tiene triple acción para prevenir esta infección:

  • Evapora el exceso de agua y humedad en el canal auditivo externo.
  • Protege la piel sensible del conducto auditivo externo.
  • Preserva el delicado pH fisiológico del conducto auditivo externo.

Lo mejor de todo es que Otisec se usa en 4 simples pasos:

como usar otisec

Otisec está disponible a través de:

Ten en cuenta que Otisec es para prevenir; no debes usarlo si presentas otitis externa aguda.