Ansiedad nocturna: ¿cómo calmarla?

***

Para calmar las respuestas físicas que provoca la ansiedad nocturna puedes realizar ejercicios de estiramientos, de relajación y de respiración, además de salir a caminar y respirar aire fresco, o tomar una ducha tibia. Para calmar las respuestas emocionales, puedes indagar en lo que te preocupa, anotar el problema, intentar dirigir los pensamientos hacia las soluciones, o conversar con un ser querido.

***

Ampliar el resumen.

ansiedad nocturna resumen

Recomendaciones para calmar la ansiedad nocturna.

Para calmar las respuestas físicas.

ansiedad nocturna estiramientos

A nivel físico, la ansiedad nocturna se puede calmar con movimientos y ejercicios de respiración.

Por ejemplo, realizar una rutina de estiramientos que involucre el cuello, el tronco, los brazos y las piernas.

Además, puedes acompañarla con respiración o realizar ejercicios de respiración y relajación por separado.

camina mirar tomar aire salir

También, puedes caminar por tu hogar para relajarte o salir a caminar y respirar aire fresco.

Asimismo, puedes tomar una ducha de agua tibia para relajar tu cuerpo.

Por otro lado, si buscas un medicamento que ayude a relajarte y conciliar el sueño, puedes recurrir a Sintocalmy.

Sintocalmy es un fitofármaco que ayuda a tratar los trastornos de ansiedad y el insomnio. Está hecho a base de passiflora, una planta cuyas propiedades actúan en el sistema nervioso central para producir un efecto sedante que prolonga la fase del sueño.

sintocalmy

Para calmar las respuestas emocionales.

La ansiedad es un estado de alerta frente a las preocupaciones. Por lo tanto, una opción es intentar resolverlas o enfocarnos en cómo podemos resolverlas.

Si bien es difícil, indagar y descubrir lo que nos preocupa, nos puede abrir la puerta para enfocarnos en la solución.

Una forma de hacerlo es, por ejemplo, intentar anotar lo que nos preocupa y escribir las opciones que tenemos para resolver.

Por otro lado, conversar con un ser querido también puede ayudar a recibir otros puntos de vista y descubrir lo que nos preocupa.

ansiedad nocturna anotar problemas soluciones

Sin embargo, si el estado de ansiedad se vuelve repetitivo y sientes que no cuentas con las herramientas para enfrentarlo, la terapia psicológica es una alternativa para obtenerlas.

¿Qué es la ansiedad nocturna?

La ansiedad, sea nocturna o diurna, es una reacción natural que tenemos frente a las preocupaciones o situaciones de “peligro”.

Si bien genera un estado de nerviosismo e inquietud, es una reacción que nos puede ayudar a enfrentar y resolver lo que nos preocupa.

Sin embargo, todo depende de cómo la manejemos.

qué es la ansiedad nocturna

¿Cómo saber si tengo ansiedad nocturna?

La ansiedad nocturna puede generar diferentes reacciones en nosotros, las que se manifiestan en los pensamientos, en el estado de ánimo y en el cuerpo.

En primer lugar, los pensamientos se vuelven recurrentes, repetitivos e intrusivos. Puede ser un tema o pensamiento en particular, al que le damos rienda suelta y desata otros pensamientos relacionados.

Pero, ¿por qué pensar nos provoca ansiedad?

pensar

Sentirnos ansiosos por la noche puede ser normal si al otro día tenemos cosas importantes por resolver, en la que nos jugamos algo.

Asimismo, la ansiedad nocturna puede ser provocada por alguna discusión que tuvimos o por problemas en nuestra vida, como deudas, complicaciones laborales, y muchas otras.

El estado de ansiedad por dichos motivos puede terminarse una vez que resolvemos los asuntos.

Sin embargo, si se vuelve constante y nuestro estado emocional afecta la vida cotidiana, es importante buscar ayuda profesional.

En segundo lugar, la ansiedad puede hacernos sentir miedo, terror y pánico. Además, muy preocupados, tristes y frustrados.

También, la ansiedad puede acelerar el ritmo cardíaco y provocar temblores, sudoración, dificultad para respirar y dolores musculares.

qué es el insomnio

¿Por qué la ansiedad no me deja dormir?

Uno de los motivos principales, es que la ansiedad provoca un estado físico de alerta que es todo lo contrario a lo que se necesita para conciliar el sueño

Frente a la preocupación, el organismo secreta hormonas que, en vez de ayudarnos a dormir, nos preparan para enfrentar peligros.