La anemia y sus consecuencias en las encías.

***

La anemia debilita la función del sistema inmune y puede provocar que los microorganismos dañinos de la boca provoquen enfermedades de las encías como gingivitis y periodontitis. Asimismo, la anemia puede provocar que las encías se vuelvan pálidas y tengan dificultad para cicatrizar en caso de heridas.

***

Ampliar el resumen.

anemia y encías resumen

Enfermedades de las encías: los efectos de la anemia en el sistema inmune.

La anemia es una enfermedad que disminuye la cantidad de glóbulos rojos saludables, pero que también afecta la acción protectora de los leucocitos.

Los glóbulos blancos son los encargados de combatir a los microorganismos infecciosos, y la boca está llena de ellos.

Por lo tanto, al padecer anemia y tener el sistema inmune debilitado, estos microorganismos pueden proliferar y provocar enfermedades como gingivitis y periodontitis.

anemia y encías gingivitis periodontitis

La gingivitis es una enfermedad de las encías que se produce por la acumulación de placa y que provoca sangrado, enrojecimiento e inflamación.

Si no se trata, la placa se transforma en sarro y se puede desarrollar periodontitis, una enfermedad grave de las encías que puede provocar pérdida de piezas dentales.

La anemia perjudica la cicatrización en las encías.

Una herida no cicatrizada es blanco fácil para los microorganismos infecciosos y esto puede ocurrir con la anemia, ya que los glóbulos rojos ven afectada su capacidad para ayudar en la cicatrización.

cicatrización

Además, si se suma el debilitamiento del sistema inmune por la anemia, la probabilidad de contraer enfermedades de las encías aumenta.

En consecuencia, cualquier golpe involuntario que rompa las encías puede tardar en cicatrizar e infectarse rápidamente.

Asimismo, la anemia puede provocar las llamadas “boqueras”, es decir, heridas dolorosas en la comisura de los labios que también pueden infectarse.

Otras manifestaciones de la anemia en la boca.

lengua y encías pálidas

Además, la anemia puede provocar inflamación (glositis), dolor y palidez en la lengua; esta última también puede manifestarse en las encías y la mucosa de las mejillas.

Cuidados bucales.

En primer lugar, lo más importante es acudir a un dentista para tratar las infecciones en la boca y las encías.

tratamiento odontológico

Por ejemplo, en los casos de gingivitis, el dentista puede realizar una limpieza dental para eliminar la placa dental y revertir esta enfermedad para que no se desarrolle la periodontitis.

Asimismo, una buena higiene bucal ayudará a mantener las encías libres de microorganismos infecciosos.

Por otro lado, es muy importante acudir al médico para diagnosticar y tratar la anemia; esto, junto con el tratamiento odontológico ayudará a evitar o revertir los problemas en las encías.

tratamiento médico anemia

Gengigel ayuda a reparar las encías.

Junto al tratamiento médico y odontológico, un gel de ácido hialurónico como Gengigel ayuda a reparar las encías rápidamente.

Gengigel es un dispositivo médico -no es un medicamento- que, gracias a las propiedades del ácido hialurónico, ayuda a:

  • Cicatrizar rápidamente las encías.
  • Desinflamar las encías.
  • Aliviar el dolor en las encías.
  • Reducir el sangrado en las encías.
  • Controlar el crecimiento de microorganismos en las encías.

anemia y encías inflamadas gengigel

Gengigel ayuda a aliviar el malestar en condiciones inflamatorias, después de intervenciones quirúrgicas y periodontales, implantes, extracciones dentales, limpieza de placa bacteriana y sarro, golpes y heridas en las encías, y aftas.

Además, Gengigel es apto para diabéticos, embarazadas, niños y personas de tercera edad, ya que no contiene azúcar, no interactúa con los medicamentos y no produce efectos sistémicos que dañen la salud.

Gengigel está disponible en: