Anemia ferropénica infantil: causas, síntomas y tratamiento.

***

El déficit de hierro durante la etapa infantil puede provocar anemia ferropénica. Esta enfermedad se caracteriza por la falta de glóbulos rojos sanos en la sangre.

***

Ampliar el resumen.

anemia ferropénica infantil resumen

¿Por qué se produce anemia ferropénica en la etapa infantil?

En primer lugar, la principal causa de anemia ferropénica es llevar una dieta desbalanceada que no aporta la cantidad suficiente de hierro que necesita un menor en la etapa infantil.

El hierro es un mineral que se obtiene a través de los alimentos de origen vegetal y animal.

Sin embargo, durante la etapa infantil se suele llevar una dieta basada principalmente en lácteos, los que no aportan suficiente hierro.

por qué se produce

Asimismo, la etapa infantil y el embarazo son en las que más se requiere hierro. Por lo tanto, es más probable que se desarrolle anemia ferropénica infantil.

Por otro lado, la anemia ferropénica se puede producir por otros factores, incluso si se ingiere la cantidad adecuada de hierro.

Factores como el sangrado interno, la menstruación abundante en niñas, y algunas enfermedades y condiciones que no permiten la absorción de hierro pueden provocar anemia ferropénica en la etapa infantil.

Síntomas de la anemia ferropénica en la etapa infantil.

síntomas anemia ferropénica infantil

El déficit de hierro y la consecuente anemia ferropénica disminuye la cantidad de oxígeno que llega a los órganos y tejidos a través de la sangre.

El hierro es un mineral fundamental para formar hemoglobina, proteína de la sangre que ayuda a transportar el oxígeno.

Por lo tanto, esta falta de oxígeno en el organismo puede provocar algunos de los síntomas de la anemia ferropénica en etapa infantil:

  • Dolores de cabeza constantes.
  • Sensación de cansancio, debilidad y fatiga.
  • Mareos y sensación de vértigo.
  • Piel pálida o amarillenta.
  • Tener las manos y pies fríos constantemente.
  • Dolor en el pecho.
  • Latidos cardíacos irregulares.
  • Dificultad para respirar.
  • Disminución del apetito.
  • Deseos de comer tierra, hielo o almidón.
  • Inflamación y dolor en la lengua.

Tratamiento.

Para tratar la anemia ferropénica en etapa infantil (y en cualquier otra), lo más importante es acudir al médico.

El médico podrá examinar y diagnosticar -por medio de exámenes- la anemia ferropénica y su causa.

tratamiento

En general, cuando la anemia ferropénica es causada por una alimentación baja en hierro, el médico puede indicar un plan de alimentación rico en este mineral y un suplemento de hierro.

Asimismo, una dieta balanceada que incorpore alimentos ricos en hierro de origen animal (hierro hémico) y de origen vegetal (hierro no-hémico), es fundamental para obtener la cantidad suficiente de hierro.

El hierro de los alimentos de origen animal, como por ejemplo, carnes rojas magras, pescados, mariscos, pollo y huevos poseen mayor biodisponibilidad de este mineral, se absorbe en mayor cantidad y ayudan a transformar y absorber el hierro de los alimentos de origen vegetal.

alimentos ricos en hierro

Por otro lado, es fundamental que sea el médico quien indique un suplemento de hierro, ya que la cantidad a ingerir varía según la gravedad del déficit que se tenga.

Asimismo, un suplemento de hierro hémico especial para la etapa infantil presenta mayor absorción y tolerancia en el tracto gastrointestinal.

¿Conoces Globifer Masticable?

Globifer Masticable es un suplemento de hierro hémico fortificado que contiene 9 mg en cada tableta masticable con sabor a chocolate, apto para niños MAYORES DE 8 AÑOS.

El suplemento de hierro Globifer Masticable ayuda a suplementar la dieta y contribuye a mantener o proteger estados fisiológicos, ya que el hierro hémico tiene buena tolerancia y absorción en el tracto gastrointestinal, reduciendo las molestias.

globifer masticable

Globifer Masticable está disponible a través de:

Encuentra más información sobre Globifer Masticable en www.globifer.cl

***

Suplemento alimentario. Su uso no es recomendable para consumo por menores de 8 años, embarazadas y nodrizas, salvo indicación profesional competente y no reemplaza a una alimentación balanceada.