Síntomas de depresión infantil: escucharnos es clave para identificarla.

Escucharnos y estar atentos a los síntomas es fundamental para buscar ayuda profesional y tratar a tiempo la depresión infantil.

Escucharnos y estar atentos a los síntomas es fundamental para buscar ayuda profesional y tratar a tiempo la depresión infantil.

Haz click aquí para ampliar la infografía.

síntomas de depresión infantil infografia

“Los niños no tienen depresión”, “no tienen motivos para estar tristes”, son algunas frases que, lamentablemente, se repiten.

¿Los niños pueden tener depresión? La respuesta es sí.

Durante la infancia, la prevalencia de este trastorno alcanza un 2%. Por otro lado, alcanza un 8% en la adolescencia (fuente: Escuela de Medicina UC).

Sin embargo, según indica la Clínica Universidad de Navarra, muchas veces se subestima seriamente la intensidad de la depresión.

Por lo tanto, lo más importante es escucharnos y estar atentos a las señales para buscar ayuda profesional cuanto antes.

Algunas causas de este trastorno.

Como indica la Escuela de Medicina UC, las causas de depresión no están del todo claras.

No obstante, se describen dos aspectos principales que pueden influir en su aparición:

causas trastorno

Aspectos biológicos:

  • Genética heredada.
  • Los sistemas serotoninérgicos y noradrenérgicos pueden estar desregulados.
  • Disfunción del eje hipotálamo-hipófisis-suprarrenal.
  • Influencia hormonal durante la pubertad.

Aspectos ambientales:

  • Entorno familiar disfuncional.
  • Vivir con un solo padre o con personas que no son los padres.
  • Experiencias de abuso o pérdida.
  • Antecedentes de psicopatología de uno o ambos progenitores.

Principales síntomas de depresión infantil.

sintomas depresion infantil

Aunque cueste creerlo, muchos niños pueden tener preocupaciones y miedos, y por lo tanto, sentirse tristes o sin esperanza.

Desde la perspectiva de adultos, uno puede preguntarse legítimamente: “¿por qué tiene preocupaciones si es un niño?”.

Y es normal cuestionarlo, sobre todo porque muchos padres hacen literalmente todo para que sus hijos estén bien.

Sin embargo, es imposible controlar todas las situaciones que ocurren y que pueden desencadenar este trastorno.

Por lo tanto, lo más importante es estar atentos y escucharnos para detectar síntomas y señales.

De acuerdo con información de CDC, algunos síntomas pueden ser:

sintomas trastorno

  • Mostrarse irritable, triste o sin esperanzas gran parte del tiempo.
  • Cuando se hacen actividades divertidas o placenteras, el niño puede no querer hacerlas o no disfrutarlas.
  • Atención con la alimentación: el niño puede comer, evidentemente, mucho más o mucho menos.
  • Similar es lo que ocurre con el sueño: puede dormir mucho más o mucho menos de lo habitual.
  • Pueden sentirse cansados, débiles o sin fuerzas, inquietos o tensos.
  • Dificultad para concentrarse y/o prestar atención constante.
  • Los niños pueden sentirse culpables, inútiles o despreciables.
  • Las autolesiones o los comportamientos autodestructivos son otros de los síntomas.

Tanto adultos como niños pueden tener un mal día y sufrir un desborde emocional.

Sin embargo, una de las señales más potentes es la repetición continua de uno o más de los síntomas mencionados.

ayuda profesional

Cuida la salud de tus hijos:

Ante estos síntomas, lo más importante es buscar ayuda profesional.

Dichos síntomas pueden ser por depresión infantil u otro trastorno; no se recomienda el autodiagnóstico.

Ten en cuenta: escucharnos con respeto y atención es clave para cuidar la salud mental y general de nuestros hijos.

Otiblock te ayuda a cuidar la salud auditiva de tus hijos y la tuya, para que nada impida que nos escuchemos.

Conoce Otiblock:

OTIBLOCK Pediátrico fue creado especialmente para facilitar la eliminación del exceso de cerumen ótico del canal auditivo en niños mayores de tres años. OTIBLOCK Spray es recomendado para personas desde los nueve años en adelante.

Más información.