Enfermedades auditivas más comunes: ¿cuáles son?

La presbiacusia, la hipoacusia por exposición a ruido y la oclusión por cerumen, son algunas de las enfermedades auditivas más comunes que pueden afectar a nuestros oídos.

La presbiacusia, la hipoacusia por exposición a ruido, y la oclusión por cerumen, son algunas de las enfermedades auditivas más comunes que pueden afectar a nuestros oídos.

Haz click aquí para ampliar la infografía.

enfermedades auditivas mas comunes infografia

La salud auditiva es fundamental en el desarrollo de nuestra vida. Cuando esta se ve afectada, puede generar múltiples consecuencias.

Por ejemplo, en los niños podría mermar su desarrollo emocional e intelectual; la audición está ligada a la habilidad para entender el lenguaje y hablar.

También, puede generar problemas de concentración o alteraciones en el comportamiento que acarrean problemas académicos.

En adultos mayores, la pérdida auditiva dificulta la comunicación, disminuye la actividad social e, incluso, podría generar depresión.

Además, disminuye el autocuidado y puede provocar deterioro cognitivo.

Salud auditiva en Chile y el Mundo.

Según información publicada en Senadis, en el Censo del año 2012 se detectó que 2.119.316 chilenos presentan alguna discapacidad.

Por su parte, 488.511 personas tiene sordera o dificultad para escuchar, incluso usando audífonos.

En el mundo, de acuerdo con la OMS466 millones de personas (5%) padecen de pérdida auditiva discapacitante.

Sin embargo, las enfermedades auditivas no implican solo la pérdida auditiva total.

En consecuencia, existen distintas enfermedades que pueden disminuir, parcialmente, la capacidad auditiva.

¿Cuáles son las enfermedades auditivas más comunes? Aquí te mostramos algunas:

Otitis: la higiene adecuada puede prevenir una de las enfermedades auditivas más comunes en niños.

otitis Enfermedades auditivas más comunes

Existen distintos tipos de otitis. En general, esta enfermedad es la inflamación del oído a causa de una infección. Su localización suele situarse en el oído medio o en el oído externo.

En niños, por ejemplo, una de las causas de otitis es la limpieza extrema del oído, al arañar o herir el canal auditivo cuando se intenta limpiar con objetos puntiagudos.

El cerumen es una secreción natural de los oídos que ayuda a limpiar y proteger el conducto auditivo.

Cuando se realiza una limpieza extremael oído pierde su protección y queda expuesto a infecciones que pueden generar otitis.

Por otro lado, la falta de hábitos de limpieza puede provocar un tapón de cerumen que dificulte el diagnóstico de esta enfermedad.

Enfermedad de Ménière.

enfermedad de meniere

Esta enfermedad es un trastorno provocado por la acumulación de líquido en el oído interno.

En general, se manifiestan mareos y vértigo. Además, puede provocar Tinnitus, sensación de oído tapado, y pérdida auditiva.

Presbiacusia: una de las enfermedades auditivas más comunes en adultos mayores.

presbiacusia Enfermedades auditivas más comunes

La presbiacusia es la pérdida auditiva gradual producto del paso de los años.

Comúnmente, ocurre poco a poco y se manifiesta con mayor intensidad durante la vejez. Generalmente, afecta a ambos oídos por igual.

Entre los motivos que pueden provocarla, se señala la exposición a ruidos fuertes durante períodos prolongados.

Hipoacusia por exposición a ruido.

hipoacusia ruido

Es la pérdida auditiva generada por ruido; esta enfermedad afecta a un gran número de personas.

A diferencia de la presbiacusia, no afecta solo a los adultos mayores; puede ocurrir en cualquier edad.

Puede producirse gradualmente, a causa de la exposición prolongada a niveles dañinos de ruido.

No obstante, también puede ser provocada por la exposición repentina a ruidos elevados, como por ejemplo, explosiones.

Oclusión por cerumen.

oclusion por cerumen Enfermedades auditivas más comunes

La acumulación excesiva de cerumen puede generar un tapón que dificulta la audición de quien lo padece.

El tapón de cerumen puede provocar sensación de presión u oído tapado, ruidos o zumbidos en el oído o prurito (picazón).

En general, es común entre niños y ancianos, dado que producen mayores cantidad de cerumen.

Ante la sospecha de oclusión por cerumen, se debe acudir a un médico especialista para que examine el oído.

No se recomienda introducir objetos extraños en el oído para destaparlo, ya que pueden empujar el tapón hasta dañar el tímpano.

Además, no se recomienda el uso de cotonitos, ya que estos pueden provocar graves lesiones en el oído.

¿Conoces OTIBLOCK?

OTIBLOCK Pediátrico fue creado especialmente para facilitar la eliminación del exceso de cerumen ótico del canal auditivo en niños mayores de tres años. OTIBLOCK Spray es recomendado para personas desde los nueve años en adelante.

Más información.