Emociones en los niños: ¿cómo abordarlas y validarlas?

Te compartimos algunos consejos para abordar situaciones de desborde de emociones en los niños y generar vínculos sanos y sólidos.

Te compartimos algunos consejos para abordar situaciones de desborde de emociones en los niños y generar vínculos sanos y sólidos.

Haz click aquí para ampliar la infografía.

emociones en los niños infografia

El confinamiento obligado por la pandemia, sin dudas, ha afectado nuestra salud mental.

Si como adultos nos cuesta lidiar con nuestras emociones, imagínate como es para los niños.

Los niños, en general, no cuentan con las herramientas para gestionar y manejar sus emociones.

Por ello, muchas veces reaccionan de maneras que a los adultos nos cuesta entender o, simplemente, no entendemos.

Berrinches, llantos descontrolados, gritos o agresividad son algunas de ellas.

En consecuencia, se ha instalado el tema de cómo validar las emociones en los niños, ¿lo has escuchado?

¿Qué significa validar las emociones?

que es validar emociones

En palabras simples, validar una emoción es aceptar lo que siente el otro, aunque no estemos de acuerdo con su actuar.

Actualmente se habla de validar emociones, especialmente en los niños, porque no logramos entender sus reacciones.

Y claro, desde nuestra posición de adultos, muchas veces consideramos que sus reacciones son desproporcionadas o insignificantes.

Por lo tanto, para comenzar el proceso de validar emociones, lo más importante es escuchar con oídos de niño.

En otras palabras, es estar abiertos a aprender, a dialogar y a ponernos en su lugar.

Además, es importante considerar que los niños no tienen el desarrollo suficiente ni las herramientas para expresar lo que sienten de otra manera.

Consejos para validar las emociones en los niños.

En primer lugar, revisemos lo que no deberíamos hacer frente a una situación de desborde de emociones en un niño.

que no hacer

No lo tomes como algo personal: solemos pensar que los niños nos están desafiando o manipulando con sus reacciones.

Los niños no tienen el desarrollo suficiente para expresar ni entender sus emociones, por eso se desbordan.

Evita ignorarlos o castigarlos: a veces pensamos que ignorarlos y dejarlos solos solucionará el conflicto.

Quitarles la atención puede generar que, más adelante, se retraigan y no te comuniquen cuando les pasa algo.

No busques escuchar lo que quieres escuchar: un niño no te dirá las cosas de la misma manera que un adulto, no tiene cómo hacerlo.

Es importante mostrarse empático frente a lo que les pasa, es decir, ponerse en sus zapatos y darle importancia a su emoción.

Más consejos para enfrentar estas situaciones y generar un vínculo sano y sólido con tus hijos:

consejos que hacer validar emociones

  • Asígnale un nombre a la emoción: Como te mencionamos, los niños no tienen todos los recursos para entender y nombrar qué les pasa.

    Por lo tanto, es fundamental que juntos le asignen un nombre a la emoción para que el niño vaya aprendiendo.

  • Valida la emoción: Por muy exageradas que nos parezcan, las reacciones de los niños son normales y es su manera para expresarse.

    Hazle sentir que es normal lo que le pasa, pero sin ser condescendiente, es decir, si el niño actuó mal y te enojaste, expresa tu emoción, pero explicándole.

  • Explícale los motivos: Las cosas no son porque sí o porque no, por lo tanto, explicar los motivos ayudará a que los niños vayan entendiendo sus emociones.

    Asimismo, recuerda que tanto los niños como tú están aprendiendo, por lo que es importante no dar las cosas por obvias.

    También, no esperes resultados inmediatos; la idea es generar un patrón de comportamiento, y este se da con el tiempo.

  • Entrega herramientas y alternativas: Como señala EresMamá, le puedes enseñar a tu hijo que puede cambiar sus pensamientos, y así, disminuir su intensidad.

    Además, siempre es bueno ofrecer alternativas, es decir, si quiere algo que no es posible, ofrecerle algo a cambio.

Validar las emociones de tus hijos, es cuidar su salud.

Escucharnos con respeto y empatía nos ayuda a crear una mejor sociedad: los niños de hoy son los adultos del mañana.

Otiblock te ayuda a cuidar la salud auditiva de tus hijos y la tuya, para que nada impida que nos escuchemos.

Conoce Otiblock:

OTIBLOCK Pediátrico fue creado especialmente para facilitar la eliminación del exceso de cerumen ótico del canal auditivo en niños mayores de tres años. OTIBLOCK Spray es recomendado para personas desde los nueve años en adelante.

Más información.