Niños y riesgos de la exposición a pantallas.

niños y riesgos de la exposición a pantallas header

Sin actividades al aire libre, la exposición prolongada de los niños a las pantallas puede aumentar ciertos riesgos.

Haz click aquí para ampliar la infografía.

niños y riesgos de la exposición a pantallas infografia

El confinamiento hace que busquemos todas las formas posibles de entretenimiento dentro del hogar.

Entre ellas, el celular, la tablet, la televisión y el computador, toman la delantera como solución para divertirnos.

No obstante, la exposición prolongada a pantallas presenta riesgos en distintos ámbitos. Si bien se trata de algo que puede afectarnos a todos, debemos tener especial cuidado con los niños.

Estudio con niños revela los riesgos de la exposición a pantallas.

Una investigación realizada por la Universidad de Calgary -Canadá-, alerta sobre los posibles riesgos asociados a la exposición prolongada a pantallas por parte de los niños.

En el estudio realizado entre 2011 y 2016, participaron 2.441 madres con niños pequeños. El trabajo muestra las posibles secuelas en el desarrollo.

De acuerdo con ello, la psicóloga a cargo del estudio, Sheri Madigan, indicó que:

«La mayor cantidad de tiempo frente a una pantalla a los dos y tres años de edad se asoció con el retraso de los niños en alcanzar distintos hitos del desarrollo a los tres y cinco años de edad, respectivamente».

Para obtener los resultados, se analizaron cuatro ámbitos del progreso de los niños:

  • Comunicación.
  • Habilidades motoras finas y gruesas.
  • Resolución de problemas.
  • Habilidades sociales.

Los menores participantes del estudio tenían un uso promedio de pantallas de dos a tres horas diarias, lejos de la recomendación de la Academia Americana de Pediatría, que indica el límite en una hora al día.

En consecuencia, los niños de 24 meses que tuvieron exposición prolongada -diariamente- a una pantalla, registraron peor rendimiento en las pruebas de evaluación de desarrollo a los 36 meses.

De igual manera, la exposición prolongada a una pantalla en los niños de 36 meses, se asoció a puntuaciones más bajas en las evaluaciones de desarrollo a los 60 meses.

A modo de explicación, el estudio señala que:

“Cuando los niños pequeños están observando pantallas, pueden perder oportunidades importantes para practicar y dominar las habilidades interpersonales, motoras y de comunicación”.

Otros efectos de la exposición prolongada a pantallas.

otros efectos
  • Obesidad infantil: el uso prolongado de dispositivos electrónicos puede promover el sedentarismo y, en consecuencia, producir esta enfermedad.
  • Alteraciones de sueño: la exposición cerca de la hora de dormir dificulta la conciliación del sueño y, en la mañana siguiente, puede manifestarse mal humor, cansancio, o menor rendimiento escolar.
  • Interacción familiar: el uso de dispositivos limita la interacción dentro del núcleo familiar. En este sentido, es clave establecer límites a su uso o normas de convivencia y espacios de conversación sin celular.
  • Uso de audífonos: si se suma al uso prolongado de dispositivos, el riesgo de problemas de audición puede aumentar. Por ejemplo, el uso de calefacción mientras se ocupan audífonos, produce calor al interior de los oídos y, en consecuencia, mayor producción de cerumen. Ante esto, sin una limpieza adecuada, se puede formar un tapón de cerumen que bloquee el canal auditivo.

Recomendaciones para prevenir los riesgos de la exposición a pantallas en niños.

recomendaciones

Idealmente, que los niños no se expongan a pantallas antes de los dos años. En caso de hacerlo, que no sea por más de una hora al día.

Establecer normas y límites de tiempo para el uso de dispositivos.

Promover actividades que fomenten la interacción familiar.

Ejercitar junto a tus hijos por, al menos, una hora diaria.

Acompañar a tus hijos durante el uso de dispositivos, velar por el contenido al que se exponen y conversar con ellos respecto al uso responsable.

En caso de presentar un tapón de cerumen, no introduzcas objetos extraño en los oídos de tu hijo. Consulta a un especialista antes de actuar.

OTIBLOCK Pediátrico:

Es un producto creado especialmente para facilitar la eliminación del exceso de cerumen ótico del canal auditivo en niños mayores de tres años. Conoce también OTIBLOCK Spray, recomendado para personas desde los nueve años en adelante. Conoce más aquí.